Los trabajadores afectados de parálisis o daño cerebral, anomalías genéticas o congénitas

lunes 18 de enero, 2010

Ha sido publicado un Real Decreto por el que se establece la anticipación de la edad de jubilación a los 58 años

para trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 45%, cuando supongan un reducción

de la esperanza de vida de las personas discapacitadas.

Las discapacidades previstas en el nuevo Real Decreto que pueden dar lugar a la jubilación anticipada se refieren

a discapacidad intelectual, parálisis cerebral, anomalías genéticas, tipo síndrome de Down, acondroplasia

o fibrosis quística entre otras, así como trastornos del espectro autista, anomalías congénitas secundarias

a Talidomina, síndrome postpolio, daño cerebral adquirido, enfermedades mentales como esquizofrenia o

trastorno bipolar y enfermedades neurológicas tales como Esclerosis Lateral Amiotrófica, Esclerosis múltiple,

Leucodistrofias, Síndrome de Tourette o lesión medular traumática.

El  Real Decreto desarrolla el artículo 161 bis de la Ley general de la Seguridad Social 40/2007 y será de

aplicación a todos los regímenes que integran el sistema de la Seguridad Social, y para acceder

a esta jubilación anticipada es indispensable estar en alta o en situación asimilada a la del alta en el momento

 del hecho causante.

Subir
Diseño Web nlocal